Jordi, nuestros ojos…

Jordi, siempre rodeado de niños...

Jordi, siempre rodeado de niños…

Llevar a Jordi con nosotros en este viaje ha sido una maravilla. Él ha sido nuestros ojos, ha interpretado nuestra mirada, la de todo el grupo, y ha conseguido captar miles de instantes importantes que ahora están ahí, para facilitar el recuerdo de la experiencia, para hacernos sonreír, o volver a arrugar la nariz o reír abiertamente. Esas imágenes que evocan colores, olores, pero sobre todo, emociones intensas y la mayoría de las veces tan personales, tan de uno mismo, que es difícil compartirlas. Sigue leyendo